6/25/2011

Años

Tu rostro conoce la memoria, besa los minutos, abraza relojes oxidados.
Horas con sabor a mango y chocolate,
vientos soplando y despeinando.
Mordí el polvo, lo lamento. Tierra seca cubre mis papilas.
Muerdo el polvo desde niño, la historia es el resabio de días tristes.
Tuve la esperanza, a los quince años cualquier punto de fuga acaricia ocres, verdeazules, terracotas. A los quince tu lengua era sinónimo de besos, tu lengua era pez y yo arrecife.
Tuve la certeza de que el mundo vagaba en mis bolsillos.
A los quince años.

5 comentarios:

Alana Márquez Reverand dijo...

Hermosas imágenes, sabores y aromas, los que trasmiten estas líneas. =) Sencillamente hermoso! Gracias por compartir.

Ana Virginia dijo...

Que belleza =) ... Saludos .

roger vilain dijo...

Gracias Alana,gracias Ana Virginia, por visitar esta página y de paso comentar. Un abrazo grande para las dos. A ver qué dicen de Cultura Sónica, qué les está pareciendo. Abrazos otra vez.

Ana Virginia Cartaya dijo...

De nada.. Pero se vale visitar los nuestros y comentar también, todos los comentarios serán bienvenidos.

roger vilain dijo...

Comento, comento, comento...