11/18/2011

Confesión

Quiero
contigo
beber vino recinoso
en las tabernas de tu cuerpo

2 comentarios:

Halcón peregrino dijo...

y reincidir y embriagar la piel y agotar las delicias de un cuerpo y del otro...

roger vilain dijo...

Tales reincidencias, por todo lo dicho, son lo mejor de la faena.