10/16/2011

Revista Válvula. Estudio crítico.

"Revista Válvula. (1928). Edición facsimilar". Estudio crítico de Roger Vilain y Diego Rojas Ajmad. Edit. Universidad de Los Andes-Universidad de Guayana. Mérida, 2011.


Para la historiografía literaria, la revista "Válvula" (1928) constituye el pilar inaugural de las vanguardias artísticas de la primera mitad del siglo XX en Venezuela. Los estudios al respecto, no muy numerosos si tomam0s en cuenta que desde su publicación han transcurrido más de ochenta años, seguramente exigen a la luz del presente una revisión y profundización de lo que "Válvula" significó y ha significado para la cultura nacional.

En este sentido, suponemos que llevar a cabo un ejercicio de reflexión en torno a la revista y los modos en que ésta se instala en los engranajes del contexto social al que perteneció en su momento, implica indagar sobre posibles respuestas al hecho cultural y su incidencia en los subsistemas político, artístico, social, económico... que dan forma a la red de relaciones en que nos movemos como grupo humano.

Tal ha sido lo que hemos intentado llevar a cabo mi colega Diego Rojas Ajmad y yo, desde una perspectiva académica, a propósito de lo que la revista en cuestión implicó en función del nacimiento de las vanguardias literarias en nuestro país. El libro, que acaba de aparecer editado por la Universidad de Los Andes y la Universidad de Guayana, supone una primera conclusión al respecto.







4 comentarios:

Halcón Peregrino dijo...

Felicidades por la publicación. Siempre son bienvenidas tan gratas noticias. El esfuerzo y el compromiso siempre traen consigo buenos frutos.

Un abrazo.

Juan Guerrero dijo...

Feliz de saber que esta edición es un aporte a la historia de la literatura venezolana. Abrazos de siempre...extensivos a don Diego.

roger vilain dijo...

Halcón, Juan, es un placer saber que están ahí. Todos mis abrazos y mi gratitud.

Alana Márquez Reverand dijo...

Felicitaciones y mucho éxito! Siento que con trabajos como éste están reavivando el orgullo de ser venezolanos, al permitirnos conocer nuestra historia literaria. Gracias!. Un fuerte abrazo!, extensivo al Profesor Diego.